Get Adobe Flash player
Home VARIADOS Artículos PSICOLOGO CARLOS DAVILA: HABLA SOBRE El ACOSO LABORAL Y SUS CONSECUENCIAS EN EL INDIVIDUO

PSICOLOGO CARLOS DAVILA: HABLA SOBRE El ACOSO LABORAL Y SUS CONSECUENCIAS EN EL INDIVIDUO

Ha pensado alguna vez, “ojalá pudiera dejar este trabajo y no volver a ver más a estas  personas que me amargan la vida” ¿El ambiente en el que trabajo es totalmente insoportable, tóxico o destructivo?, ¿sientes que tus compañeros y/o jefes te desprecian, te humillan, te ignoran o te hacen un vacío? El mobbing, acoso laboral o también llamado bullying laboral, es un tipo de acoso psicológico que se produce dentro del ámbito del trabajo. Es un estresor social extremo. En el cual te sientes ignorado en el trabajo, te desprecian o te humillan, vives en un ambiente laboral tóxico, tienes malos compañeros de trabajo. Entonces puede que estés en una situación de mobbing donde  el acoso laboral consiste en el intento repetido y sistemático por parte de una o varias personas de dañar y humillar a un compañero de trabajo, normalmente con menos poder. Todo ello afecta de forma negativa al clima de trabajo y al adecuado desempeño en la empresa. Los actos que llevan a cabo los acosadores suelen ser sutiles, e indirectos, como las críticas injustificadas del propio trabajo realizado, ser ignorado deliberadamente, la minusvaloración, el aislamiento o exclusión del grupo. Aunque también puede haber ataques más evidentes hacia la integridad psicológica de la persona. Sentirse menospreciado en el trabajo puede tener efectos negativos y muy devastadores. El acoso laboral o mobbing es más frecuente de lo que imaginamos, y es mucho más que una riña entre compañeros ya que si bien el mobbing en el trabajo no tiene una causa sola bien definida, podemos encontrar factores que propician este tipo de comportamientos en el ámbito laboral. Podemos distinguir dos factores principales que son: las características de la víctima, el acosador y las características del entorno laboral.

 

Las características de la víctima y el acosador en este caso las víctimas suelen ser diferentes a la norma organizacional. Normalmente estas suelen ser personas competentes, educadas o éticas, que desafían el status quo, más empáticas o atractivas. Suelen ser mujeres relativamente jóvenes también pueden ser de una raza o etnia diferente o ser parte de un grupo minoritario, en el cual los acosadores pueden percibir a estas personas como amenazantes para su propio puesto de trabajo. Estas son personas generalmente inseguras que puede ser que no tengan o cuenten las competencias adecuadas para su puesto que se encuentran realizando, Pueden que también tengan miedo al cambio, ya que, sienten que las víctimas son una amenaza para el status quo de la empresa.

Este fenómeno ha cobrado especial importancia, al evidenciarse como la causa de depresión, de ansiedad generalizada, e incluso de desórdenes de estrés postraumático, que conllevan absentismo, abandonos del puesto de trabajo, incremento de accidentalidad, disminución de la cantidad y de la calidad del trabajo, etc., lo que produce elevados costes en la sociedad industrializada y en la víctima de mobbing que ve amenazada su carrera o profesión, su situación social y financiera, e incluso su salud.

Los primeros síntomas que suelen aparecer son muy parecidos al estrés: cansancio, nerviosismo, problemas de sueño, migrañas, problemas digestivos, lumbalgias; pero si el acoso persevera en el tiempo, entonces se puede establecer un estado depresivo mayor.

Las  Consecuencias físicas estas se dan en un amplio elenco de somatizaciones: trastornos cardiovasculares (hipertensión, arritmias, dolores en el pecho, etc.), trastornos musculares (dolores lumbares, cervicales, temblores, etc.), trastornos respiratorios (sensación de ahogo, sofocos, hiperventilación, etc.) y trastornos gastrointestinales (dolores abdominales, nauseas, vómitos, sequedad de boca, etc.).

En lo referente a las Consecuencias psíquicas aparecen : La Ansiedad, estado de ánimo depresivo, apatía o pérdida de interés por actividades que previamente le interesaban o le producían placer, alteraciones del sueño (insomnio e hipersomnia), profundos sentimientos de culpabilidad, aumento del apetito, distorsiones cognitivas (fracaso, culpa, ruina, inutilidad, etc.), hipervigilancia, suspicacia, labilidad emocional con llanto frecuente, ideas de suicidio no estructuradas, sin plan ni intentos de suicidio, sentimientos de impotencia e indefensión, miedos al lugar de trabajo, a coger el teléfono, a enfrentarse con su jefe, miedo a volver a trabajar y a no ser capaz de desempeñar su trabajo adecuadamente, miedo a salir a la calle, expectativas negativas sobre su futuro, atención selectiva hacia todo aquello relacionado con el fracaso, disminución de la capacidad de memoria y dificultades para mantener la atención y pensamientos recurrentes sobre la situación de mobbing.

En la víctima se dan cambios de personalidad con predominio de rasgos obsesivos (actitud hostil, y suspicacia, sentimiento crónico de nerviosismo, hipersensibilidad e impotencia con respecto a las injusticias), rasgos depresivos (sentimientos de indefensión, anhedonia o incapacidad para experimentar placer o perdida de interés por las cosas, indefensión aprendida)  y alteración del deseo sexual (hipoactividad sexual, etc.).

También están Las Consecuencias sociales, Los efectos sociales del acoso laboral se caracterizan por la aparición en la víctima de conductas de aislamiento, evitación y retraimiento; así como la resignación, el sentimiento de alienación respecto a la sociedad y una actitud cínica hacía el entorno. Se suele generar alrededor de la víctima un aislamiento progresivo, debido, en parte, a la retirada de algunos de sus amigos, que al ver la situación le dan la espalda y desaparecen, junto con el aislamiento activo que la víctima ejerce. No quiere estar con otras personas para no tener que dar explicaciones sobre su salida de la organización, y debido a su sensación de fracaso y falta de confianza piensa que el resto de las personas lo consideran un fracasado, y tiene miedo de enfrentarse a las posibles críticas o humillaciones.

Las  Consecuencias en el trabajo, suponen la destrucción progresiva de la vida laboral de la víctima. Debido al mobbing se suele solicitar una baja en la produccion laboral por estrés, durante la cual la empresa puede llevar a cabo el despido o negarse a abonarle el salario, difundir rumores sobre la víctima y mentir sobre su salida de la empresa. Con ello consigue presentar una imagen negativa de la víctima, lo que contribuye a disminuir su empleabilidad, y que vaya considerándose a sí misma incapaz para trabajar, y mostrando expectativas negativas sobre su rendimiento y desempeño laboral. La víctima suele sufrir postración económica'. Desde el primer mes tras el despido, la empresa no le ingresa su sueldo, lo que hace que se vea reducido considerablemente su nivel económico. En todo caso, se podría decir que las consecuencias sobre la salud de la víctima dependen de la duración del acoso, la intensidad de la agresión así como su propia vulnerabilidad. El impacto del acoso es más fuerte si se trata de un grupo contra una sola persona que si se trata de un solo individuo, también parece que el acoso de un superior es más grave que el acoso de un compañero. Se han descrito síntomas clínicos que el acoso produce en la víctima entre los cuales cabe distinguir los diferentes estadios.

Estadio de autoafirmación. La víctima detecta el conflicto o el trato despectivo, interpretando que la razón está de su parte y que existe un mal entendido. Estadio de desconcierto. La víctima se siente desconcertada, duda, no sabe lo que está pasando y comienza a pensar en su probable responsabilidad sobre lo que está  ocurriendo. Estadio de indefensión. En esta fase, la víctima se esfuerza para agradar y para que le tengan en mejor consideración; este esfuerzo termina desencadenando un sentimiento de impotencia e indefensión que culmina en un estado depresivo. Estadio traumático o de ansiedad. Si el acoso persiste, la víctima suelen sentirse vulnerable y presentar un estado de ansiedad, siendo frecuentes las conductas impulsivas y la pérdida de control. Estadio de estabilización crónica. Es probable que perdure un sentimiento de desvalorización y falta de autoestima, pudiéndose establecer un estado ansioso-depresivo y el trastorno de estrés postraumático.

Diversos estudios han establecido que los factores psicosociales internos a la organización que influyen en la incidencia de mobbing son los siguientes: Ambigüedad del rol, Carga de trabajo excesiva, Estilo de liderazgo autoritario, Ausencia de una atmósfera de apoyo, Presión del tiempo en la ejecución de las tareas, etc.

Recomendaciones que suelo dar para lograr  superar el ambiente de trabajo toxico, destructivo.

Sería importante lograr Documentar todo con detalle desde los signos más tempranos de que “algo no anda bien”, incluso si es una corazonada, escribe un diario con todos los incidentes que experimentes. Cuanta más evidencia tengas, mejor podrás llevar a cabo acciones legales.

Date espacio y tiempo para resolver las cosas. Consulta a un especialista de la salud mental para poder  pedir una ayuda por estrés y lograr recuperarte. Consigue un buen equipo de recuperación para frenar el aislamiento, para desarrollar estrategias de recuperación y afrontamiento, Un abogado también te puede asesorar y  te ayudará a llevar a cabo las  acciones legales. Busca el apoyo en tu familia y amigos. Haz de tu bienestar tu prioridad. Cuídate y dedícate tiempo. Aprende relajación, La meditación Mindfulness te ayudará a centrarte en el aquí y ahora y reducirá tu estrés y malestar. El ejercicio físico también contribuirá a lograr  tu bienestar. También es bueno Involúcrate en actividades significativas para ti. Establece nuevos objetivos, apúntate a actividades divertidas. Da rienda suelta a tus hobbies.

Psicólogo Lic. Carlos Felipe Dávila M.

Email. Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Teléfono: 914192969

Psicólogo clínico organizacional, en continua formación. Dedicado a la psicología clínica  y la intervención psicológica. Deseoso de poder mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de los medios sociales.

Busqueda Web

Simposium del Oro


 

Publicidad Comunicación Integral